El día después de la “borrasca perfecta”

Después de todas las alertas, alarmas y avisos de que íbamos a salir volando, no llegó el agua al río y al final se quedó todo en una “surada” un poco más fuerte de las que normalmente estamos acostumbrados por aquí.

Está bien que se avise, ya que no es cosa de broma, y podría haber muertos, pero ya sabemos que los periodistas y medios de comunicación les encantan los titulares como “tormenta perfecta” o “borrasca perfecta”, así que tienden a exagerar las cosas: al final, menos de lo que se esperaba, mejor para todos. El viento con fuertes  y rápidas rachas estuvo sobre los 50 y tantos nudos. En el anemómetro de mi balcón, se alcanzaron los 111 km/h. Pero esta vez no se produjeron los destrozos de la “ciclogénesis” de enero de 2009 (ver las fotos del año pasado).

No hubo daños en el puerto deportivo
Al día siguiente del vendaval, Sol radiante y todo en su sitio
Casi 60 nudos
El anemómetro llegó a 111 Km/h (casi 60 nudos)

 A continuación un gráfico que muestra la evolución de la presión a medida que pasaban las horas del 27 de febrero de 2010. La bajada fue realmente impresionante, a un ritmo de entre 2 y 3 milibares por hora varias horas seguidas. Con este panorama, la previsión no podía ser más alarmante. Finalmente no fue para tanto. 

La presión bajaba tan rápido que daba miedo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s