Viaje no tripulado

En 2008, un hombre y su cuñado salieron de pesca por las cercanías de Nantucket con tan mala suerte que un golpe de mar hizo que se cayeran por la borda. Pudieron alcanzar la orilla a nado, pues no estaban lejos de la costa, quedando su lancha con motor fueraborda abandonada. Nunca la volvieron a ver.

Una vista de Nantucket

Esto no sería más que un incidente sin víctimas si no fuese porque hace unas semanas, la lancha de 26 pies apareció frente a las costas de Asturias, fue recuperada y remolcada hasta el puerto de Llanes.

La embarcación, de nombre Queen Bee, cruzó el Atlántico impulsada por las corrientes en un viaje de varios años. Como se puede ver en las fotos, la lancha presentaba el aspecto de haber estado mucho tiempo flotando a la deriva, con todo tipo de flora y fauna colonizando el casco.

Si quieres saber más, pincha aquí.

Foto La Nueva España
Foto de La Nueva España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s